Cómo mejorar la circulación de las piernas

Una buena circulación de las piernas es fundamental para nuestra salud. Son nuestro soporte principal y generalmente no las mimamos como se merecen. Cómo dice el refrán, nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena. Pues igual ocurre con nuestras piernas, debemos cuidarlas a diario y no únicamente cuando nos duelen.

Mejorar la circulación de las piernas en la cama

¿Por qué me duelen las piernas?

Las causas del dolor pueden ser diversas y generalmente asociadas a una deficiente circulación de las piernas. No tienen porque estar unidas a la edad, aunque este es un factor que incide directamente.

El origen habitual suele ser la mala circulación sanguínea en las piernas, un deficiente retorno al corazón provocando diferentes problemas como hinchazones, varices e incluso trombos.

Factores de riesgo

  • Alimentación deficiente, consumo de alcohol, tabaquismo…
  • Edad avanzada.
  • Ritmo de vida estresado.
  • Sendentarismo o ausencia de actividad física.
  • Obesidad.

Revisa los puntos anteriores, años no podemos quitarnos pero sí mejorar y mucho en el resto. No lo dejes para mañana, empieza hoy mismo a aplicar los siguientes consejos.

7 Consejos para mejorar la circulación de las piernas

Tengas o no dolor en las piernas, la mejor cura es la prevención así que conviene seguir diferentes pautas.

¿Desde cuando te duele?

Aunque los siguientes tips son de ayuda para cualquier persona independiente de la dolencia que tenga, es recomendable que visites a un especialista Angiólogo si la molestia es continuada en el tiempo y no observas mejoría.

Calzado

Evita el calzado estrecho y con tacón excesivo, no más de 2 – 5cm. Aumentar la presión en el pie empeora la circulación de las piernas.

Dieta mediterránea

Reduce el consumo de carnes rojas y grasas saturadas, en cambio, aumenta el de frutas y vegetales. Con esto también reducirás el riesgo de tener un colesterol alto dificultando la circulación de las piernas.

Mejora tu hidratación

Procura beber al menos 1,5 – 2 litros de agua cada día. Evita el consumo de refrescos y alcohol.

Medias de compresión

Haz ejercicio físico regularmente, si ya tienes problemas en las piernas, es mejor un deporte de bajo impacto como la natación.

Las prendas de compresión graduada son una buena ayuda para aliviar las piernas cansadas. Este tipo de compresión favorece un mejor retorno venoso. Es ideal para personas que pasan muchas horas de pie.

Muévete

En otros artículos hemos hablado de los problemas que genera la inacción prolongada. Igual ocurre cuando estamos durante mucho tiempo en una misma postura. Da igual sentados que de pie, procura mover las piernas. En este punto hay que hacer mención especial para las personas inmovilizadas en cama. Es imprescindible realizarles una rutina diaria de gimnasia especial para encamados. De lo contrario además de una mala circulación de las piernas también sufrirá de úlceras por presión.

Relaja tus piernas cansadas

  • Después de un duro día de trabajo dale un respiro a tus piernas cuando llegues a casa.
  • Coloca las piernas en alto, esto beneficia el flujo sanguíneo.
  • Cuando vayas a dormir, si tienes una cama regulable eléctrica, eleva las piernas, en su defecto coloca cojines debajo, la cuestión es tenerlas en posición elevada.
  • El uso de cremas y geles para las piernas cansadas también contribuyen a aliviarlas.
  • Masajea toda la pierna, desde los dedos hasta los muslos.
  • Realiza estiramientos suaves, esto relaja la tensión muscular.

Sesión de fisioterapia

De vez en cuando es una genial idea acudir a un profesional fisioterapeuta y que nos de un buen repaso en las piernas.

Masaje en las piernas para mejorar la circulación

¿Conoces algún otro remedio?

Comparte con nosotros tu experiencia, ¿conoces alguna terapia alternativa para mejorar la circulación de las piernas?.

Deja un comentario